Cayó el falso “petiso orejudo” en Don Orione acusado de narco

Una organización narco acusada de comercializar marihuana, cocaína y pasta base, bajo la modalidad “menudeo”, fue desarticulada por la Policía de la Provincia de Buenos Aires en un predio de Don Orione, llamado “La Quema”, partido de Esteban Echeverría, donde se detuvo a trece personas y se secuestró droga preparada para su comercialización.

Uno de los presuntos jefes se lo conocía como “El Petiso Orejudo” por su apariencia física a Cayetano Santos Godino, más conocido por ese apodo, uno de los mayores criminales de la historia argentina responsable de la muerte de cuatro niños, siete intentos de asesinato y el incendio de siete edificios, a principios del siglo XX.

“Si bien no era el líder tenía una gran participación en la organización pero el notable parecido le dio nombre a la banda”, explicó uno de los investigadores.

Los operativos fueron realizados por efectivos de la Departamental Almirante Brown con la colaboración del Grupo Táctico Halcón, Infantería y personal de los GTO de todas las dependencias de la zona.

Los allanamientos se llevaron a cabo por la noche, de manera sorpresiva y con un gran número de efectivos, en un terreno amplio, donde hay un basural, ubicado en la calle 25 de Mayo y Rinaldi, lindero a la villa denominada Villa Libertad, al sur del Gran Buenos Aires.

“Tenemos a trece personas apresadas, tres de las cuales tienen uno 16 y dos 17 años”, señaló otro jefe policial, quien explicó que “formaban una banda que se dedicaba al narcomenudeo en la zona”.

“Muchos de los detenidos se amparaban en este basural y detrás de pastos largos para evitar ser detectados”, indicó.

En los procedimientos se incautaron 400 envoltorios papel glacé con cocaína más otros de marihuana y dosis de paco. Además se secuestraron dinero en efectivo, celulares, una camioneta, una moto, un arma de fuego y municiones.

Interviene la UFI N° 14 de Lomas de Zamora

Haga un comentario

Copyright © 2011 InfoPoliciales. Todos los derechos reservados
Diseñado por Renzo Servera. Impulsado por WordPress.